El Reino Unido restituyó ante el papa Francisco la Virgen de Luján que estuvo en Malvinas

De interés 01/11/2019 Por
Tras el acto de devolución de la Virgen de Luján que estuvo en la capilla de Puerto Argentino en las Islas Malvinas por parte del Reino Unido de la Gran Bretaña ante el Papa Francisco, el periodista de Shelknam Sur, Mariano López, hijo del veterano de Malvinas, Felix Bernardo López celebró el acto, el cual recordó que se lo transmitió al Sumo Pontífice en la visita que hizo al Vaticano a principios de 2019. Al respecto, recordó que "El Regimiento de Infantería Mecanizada número 6, que defendió Puerto Argentino frente a las tropas británicas, realizaron el proyecto para pedir la repatriación de la Virgen de Luján que estaba en poder de una capilla militar en Londres. En febrero de este de año veteranos en audiencia pública le habían entregado en mano a Francisco dicho proyecto. En el mes de marzo el periodista le reiteró el pedido al Papa, - me pareció importante poder transmitirle nuevamente este pedido porque entendía que significaba recuperar algo, un símbolo de fe y de esperanza para los creyentes y de gran valor espiritual para quienes estuvieron en Malvinas y aún están entre nosotros. La acción se materializó me siento complacido".

El miércoles 30, en una ceremonia celebrada en la Basílica de San Pedro en el Vaticano, el capellán militar británico, Paul Mason, hizo entrega de la Virgen de Luján, que estuvo en el ámbito de la catedral de San Miguel y San Jorge de Aldershot, en el condado de Hampshire, sede del obispado castrense británico. Con la presencia de veteranos de guerra argentinos que homenajearon a los caídos en las Islas a través de fotografías con sus nombres, se concretó este traspaso que constituía un reclamo de varios años por parte del Regimiento de Infantería Mecanizada número 6 a cargo de la defensa de la capital de las Islas durante los meses de abril, mayo y mitad de junio de 1982. En febrero de este año, veteranos participaron de una audiencia en el Aula Pablo VI en donde hicieron entrega del proyecto en donde pidieron que "Creemos que nuestra misión como hombres que padecieron el horror de la guerra es decir que no hay más camino que la paz (...) la guerra es un negocio y creemos que nosotros tenemos una responsabilidad ante todo esto", según lo manifestado por Marcelo Sánchez al explicar los motivos que lo llevaron a plantear la situación ante la máxima autoridad eclesiástica de la religión católica. 

Antes de protagonizar el pedido ante el Sumo Pontífice, los veteranos autores del proyecto se reunieron con la Federación Mundial de Veteranos de Guerra en París con quienes redactaron y suscribieron un documento a favor de la paz. Hoy, después de una espera de más de 37 años, la Virgen de Luján vuelve a estar con quienes en 1982 la tuvieron de testigo mudo de acontecimientos que nadie quiere volver a vivir.
 
 
 
 
 

Te puede interesar