LA CONCIENCIA AMBIENTAL SE  APRENDE CON DENUNCIA PENAL Y MULTA

La conciencia ambiental, en estos tiempos, parece ser un bien escaso. Es lamentable ver cómo las áreas naturales, en particular en Tierra del Fuego, sufren las consecuencias de la contaminación, el fuego y la irresponsabilidad de quienes las visitan. Mientras tanto, en la legislatura, se aprueban leyes ambientales que son aclamadas como grandes logros, y los funcionarios de gobierno parecen ser defensores apasionados de la preservación del ambiente.
Sin título

Sin embargo, cuando se trata de hacer cumplir estas normas y de garantizar que se respetan, todos parecen desaparecer. Es como si tuvieran una habilidad especial para esfumarse cuando se trata de tomar medidas concretas para proteger nuestro entorno natural. Un ejemplo claro de esta falta de conciencia y de acción se observa en la zona de San Pablo y río Lainez , que cada día se ve más afectado por la contaminación. Los fines de semana, parece que la responsabilidad ambiental se va de vacaciones. Los visitantes, lamentablemente, no muestran ningún respeto por el entorno que están disfrutando, y esto tiene un precio: las multas.

60f6136c-8354-4a35-8677-74f681392eba

Es irónico pensar que la conciencia ambiental, en este caso, se aprende a través de denuncias penales y sanciones económicas. Parece que la única manera de hacer que la gente tome en serio la protección del medio ambiente es golpear el bolsillo . Mientras tanto, las leyes ambientales y los discursos vacíos siguen aplaudiéndose en la legislatura, mientras la naturaleza continúa sufriendo las consecuencias de nuestra negligencia.

Es hora de que tomemos en serio la preservación del ambiente y que la conciencia ambiental deje de ser una rareza que solo aparece cuando hay multas de por medio.

34da210f-e796-48fa-aefc-ae876a1f1022

Copiar Código AMP

Te puede interesar