Malvinas y una extraña posguerra: la “inflación” de veteranos o ex combatientes a través de los años

#MALVINAS De 14.120 veteranos en 1982, y a poco de cumplirse 40 años el número ascendido sorpresivamente a 22.200, según datos del Ministerio de Defensa. La inflación injustificada de #Veteranos de Guerra atenta contra la memoria de nuestros muertos, el erario público y de los verdaderos combatientes, Ahora nos surge una pregunta - Tierra del Fuego tendrá inflación de veteranos?
multimedia.normal.bffbfc51d7bc4f44.38313532313934365f3530353537303935303036383838385f373430393932355f6e6f726d616c2e6a7067


En una nota de opinión para INFOBAE, el Ex Jefe del Ejército Argentino. Veterano de la Guerra de Malvinas y ex Embajador en Colombia y Costa Rica, dijo en relación al creciente números de falsos veteranos que es necesaria una ley que defina quién es veterano de guerra “Hoy nadie duda del respeto y cariño del pueblo a sus excombatientes. Pero aún hay curiosidades que guardan relación con lo expresado anteriormente. Me limitaré a comentar una de ellas; señaló Martín Balza.

En 1982, se registraba un 26% de oficiales y suboficiales veteranos y un 74% de soldados, muy razonable con la realidad y estadísticas de otras guerras del siglo pasado. En 1999, el número ascendió a 48% para los primeros y 52% para los segundos; esto último no resiste el más mínimo análisis.

En noviembre de 1999, tomé conocimiento en la página de Internet del Ministerio de Defensa de algo inédito con respecto al número de Veteranos. De 14.120 en 1982, había ascendido sorpresivamente a 22.200.

Es posible que en casi dos décadas pueda haber habido un ajuste, pero razonable y justificado; me constan algunos casos que no se corresponden con lo expresado. De inmediato informé al ministro de Defensa, Jorge Domínguez, y envié copia a los presidentes de las Comisiones de Defensa de las Cámaras de Senadores y Diputados del Congreso de la Nación, Jorge A. Villaverde y Juan Manuel Casella respectivamente. Días después entregué el mando del Ejército. La inflación injustificada de Veteranos de Guerra atenta contra la memoria de nuestros muertos, el erario público y de los verdaderos combatientes. No descarto que hoy el “número de combatientes” pudiera haber aumentado.

Nunca se sancionó una ley nacional que defina, unívocamente, quién es Veterano de Guerra; su condición quedó librada a la norma que fijó cada fuerza y a la interpretación de algunos fallos judiciales. En mi opinión: son los oficiales, suboficiales y soldados de las Fuerzas Armadas, Fuerzas de Seguridad y civiles que prestaron servicio a la Nación durante el conflicto en la zona de combate en las islas Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur, o dentro de la zona de exclusión fijada -unilateralmente- por el Reino Unido, o sobre la superficie aérea, o fuera de la zona de exclusión si se hubieran producido efectivamente acciones de combate con fuerzas británicas en tierra, aire o mar (caso del crucero “General Belgrano”).

Por lo expuesto, es necesaria una norma que tipifique específicamente quién es Veterano de Guerra o excombatiente. Es un imperativo conceptual y moral del Estado, pues es ingrato afectar la memoria de los muertos y de los combatientes, a quienes por comisión u omisión se iguala con quienes no expusieron sus vidas en combate, expresó Balza 

Copiar Código AMP

Te puede interesar