La Guerra Naval del Atlántico Sur que dejó 2.260 alemanes muertos por los ingleses

Una de las primeras batallas de la Primera Guerra Mundial se dio en aguas Argentinas, y dejó 2.260 alemanes muertos por los ingleses. Este jueves 8 de diciembre en las Malvinas, los ingleses conmemorarán la gran victoria naval de la Marina Real que en ese día pero de 1914 mandó a pique a la flota de la Alemania Imperial del Kaiser. La flota británica perdió seis hombres en combate y otros más por las heridas sufridas, en tanto 2.260 alemanes sucumbieron con sus naves incluyendo el Almirante Maximiliano von Spee y sus dos hijos.
Gneisenau
Sobrevivientes del SMS Gneisenau con el HMS Inflexible de fondo, 8 de Diciembre de 1914

La venganza de los ingleses

El 1 de noviembre de 1914 frente a las costas chilenas una flotilla de la Marina Real perdía dos de sus barcos y un tercero apenas pudo huir averiado, ante el despliegue de fuego y táctica del Escuadrón del Asia de la Marina imperial alemana bajo el mando del Vice Almirante Maximiliano Graf Von Spee. HMS Good Hope y HMS Monmouth junto al comandante Vice Almirante Sir Christopher Cradock.  El Imperio Británico había perdió 1.570 hombres, ellos mismos reconocen que fue la primera derrota más importante de la armada británica. Y aquella olvidada batalla daría pie a la estrategia de la venganza  inglesa.

Los ingleses ya habían perdido 1570 hombres en las frías aguas del pacifico, y el próximo objetivo de la flota alemana era las Islas Malvinas, en aquella época los ingleses utilizaban las islas para abastecer de carbón a la flota británica y  también como estación de radio inalámbrica.  Ante la inminencia del ataque de los alemanes unos 500 Isleños, sobre todo mujeres y niños fueron evacuados a las estancias.

Según informes de época en la mañana del 8 de diciembre de 1914, “todos aquellos que podían caminar” y aún permanecían en la capital de las Islas, o que no habían sido llamados a cumplir tareas en la Fuerza Voluntaria, se fueron a los cerros circundantes a presenciar la llegada de un escuadrón de la Marina Real enviado por Londres, bajo el mando del Contra Almirante Sir Donovan Sturdee. A poco de llegar a las Islas,  la flota Británica comenzó  de inmediato  la persecución de los alemanes, estos fueron sorprendidos y al final del día todos los barcos alemanes fueron hundidos a excepción de uno que se fugó,  el 8 de diciembre dejó como saldo  2.260 vidas alemanas en el Atlántico Sur .

Dicha victoria inglesa fue decisiva para asegurarse el control de la Royal Navy de la superficie de los mares en la Primera Guerra Mundial. En las Islas, el 8 de diciembre pasó a integrarse como la fecha más importante del calendario de los ocupantes ilegales de las Islas.

 

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar