La UEJN considera que la obra Corredor - Costero Beagle - es fundamental para Tierra del Fuego

De interés 03/09/2019 Por
La Unión de Empleados de Justicia de la Nación - expresó su acompañamiento a la ruta del atlántico o "ruta del Beagle”. Desde el gremio consideran que pese a las críticas de algunos sectores de la sociedad, dicho proyecto representa una acción geopolítica de desarrollo genuino, para la consolidación de la Soberanía Nacional en la jurisdicción de la Provincia Grande, perla de la Patria Grande Suramericana, se debe generar una infraestructura adecuada que provea al desarrollo y al ingreso que suplante a futuro las exenciones que nos brinda la Ley 19.640.
0afb65e4b1f81e14bb13e2a4a716ac72-1000corredor_beagle_satelital

RATIFICAMOS NUESTRO ACOMPAÑAMIENTO al PROYECTO DE CAMINO DEL ATLÁNTICO.-

Vemos con preocupación que entidades sociales/políticas, no se manifiestan de la misma manera, cuando son emprendimientos PRIVADOS y si actúan ante acciones del ESTADO, ante decisiones políticas que favorecen al progreso de nuestra provincia y además pretende la integridad y unidad política y geoestratégica de la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur.

Una geopolítica de desarrollo genuino, para la consolidación de la Soberanía Nacional en la jurisdicción de la Provincia Grande, perla de la Patria Grande Suramericana, se debe generar una infraestructura adecuada que provea al desarrollo y al ingreso que suplante a futuro las exenciones que nos brinda la Ley 19.640. Los trabajadores argentinos y en particular los fueguinos, aspiramos a la realización de la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, en el marco de la realización nacional bajo las tres banderas históricas, Soberanía Política, Independencia económica y Justicia social.

Para ello, lejos del centralismo porteño, en el marco de la federalización de todos los aspectos de la vida institucional argentina, debemos propiciar políticas de Estado, nacionales, regionales y provinciales que pongan en marcha el aparato productivo nacional, en el marco de un proceso de desarrollo con industrialización de la Patria Argentina, para delinear las bases de una nueva revolución fundante.

Uno de los problemas del país, además del cepo de la deuda externa, del sistema tributario regresivo, de la política financiera especulativa del reino de los bancos y del unitarismo acendrado que padecen todas las provincias en menoscabo de su autonomía, es el fenómeno de las grandes concentraciones urbanas, lo que es un obstáculo estructural que demora e impide el desarrollo armónico y equilibrado también en nuestra jurisdicción, con las consecuencias negativas que se constatan, ya que existen enormes extensiones que no han sido pobladas, y que ello redunda en una desventaja ya que la falta de población, conspira contra la consolidación de la Soberanía Nacional, justamente también en nuestro ámbito local, donde parte de nuestra jurisdicción esta usurpada como el caso de Malvinas y demás Islas del Atlántico Sur a manos de la política imperial británica, o esta cuestionada, como el sector antártico argentino que integra la jurisdicción de nuestra provincia grande.

No debe perderse de vista que una característica que se constata en toda la Patagonia continental surgida de las estadísticas, nos señala que hay menos de un habitante por kilómetro cuadrado, esa realidad producto del subdesarrollo y de la mirada sesgada y pequeña del puerto, provoca que los pueblos del interior se transformen en pueblos fantasmas en virtud a que los jóvenes migran hacia las capitales en busca de trabajo, salud, educación y progreso. 

Ahora bien, esa distorsión y desequilibrio también se verifica en nuestra provincia con su particular y especifica problemática, producto del subdesarrollo y de la inexistencia de planificación a largo plazo, considerando que la enorme cantidad de territorio provincial en su mayoría esta despoblado e improductivo, y sin embargo en la ciudad de Ushuaia hasta hace muy poco, se planteaba como una realidad insalvable la inexistencia de suficientes tierras para generar nuevos asentamientos poblacionales, lo que en gran medida ha ocasionado ante la escasa oferta y la gran demanda, una sobre-valuación de la tierra para la generación de formidables negocios inmobiliarios particulares en detrimento del trabajador fueguino.

En consecuencia es imperioso hoy volver a las políticas de planificación quinquenal e instrumentar urgentes políticas que generen condiciones para el arraigo de nuestra población actual, y del resto de argentinos que necesitamos convocar para establecerse y trabajar en nuestra provincia, en nuevas zonas a colonizar y urbanizar en la jurisdicción de nuestra enorme provincia.

Obviamente todo ello debe hacerse desde una visión y una política geoestratégica adecuada, convencidos de que tenemos la misión de defender y consolidar toda nuestra jurisdicción fueguina, marítima, antártica y malvinera, y ello solo se puede hacer mediante el desarrollo, mediante la fundación de nuevas ciudades, con diferentes perfiles que arraiguen nuevos argentinos que quieran adoptar la fueguinidad.

El acceso a la tierra, la vivienda, el hábitat, la infraestructura de servicios, las comunicaciones y el transporte, entre otros temas que se puedan proponer, debe ser  consecuencia planificada de propuestas que resulten de la elaboración de políticas y modelos de desarrollo que privilegien las condiciones geográficas, demográficas y productivas regionales a nivel local, permitiendo repensar las matrices de desarrollo económico-productivo, considerando que industrias como la petroquímica o la instalación de astilleros para fabricar buques en nuestro enorme litoral marítimo o la reconversión de la industria electrónica ya existente para que a través de convenios con el C.I.T.E.F.A. o el CONICET se comiencen a fabricar insumos y aparatos con tecnología nacional con la orientación que mas resulte adecuada y conveniente para su comercialización.

No creemos en un modelo basado únicamente en el afán de lucro ilimitado y que con ese exclusivo afán, se destruya la tierra y los bosques, degrade nuestros campos y no proteja el medio ambiente. La económica debe estar sometida a la política y debe estar orientada hacia el bienestar general. Las políticas que se propongan deberán garantizar empleo genuino a partir de un modelo de producción más humano, además de compatible con el medio ambiente, garantizando el respeto a la biodiversidad,
pero el eje central de la propuesta debe centrarse en el hombre y su familia como centro y desvelo de la política y el proceso económico, para su desarrollo integral, mente cuerpo y espíritu, lejos del consumo desaforado por bienes suntuarios, cerca del cultivo de la virtud y la cultura del trabajo donde cada uno debe producir por lo menos lo que consume.

Todo eso plenamente conscientes del rol estratégico que cumple cada habitante fueguino, estimulado e incentivado por planificadas políticas de estado, pero además conscientes de que la familia es la célula central de la vida en comunidad, con especial cuidado de los niños y la mujer y convencidos de que nadie se realiza en una comunidad que se realiza.

Desde estos fundamentos y porque está en sintonía con los mismos, los trabajadores fueguinos abajo firmantes, aplaudimos y apoyamos el proyecto lanzado por la Gobernadora Rosana Bertone, para, luego de 26 años de interrupción, retomar las obras de apertura del “camino del Atlántico” suspendidos en 1991, para abrir la traza de la Ruta Provincial 30, es decir la ruta que desde nuestra ciudad de Ushuaia hoy llega hasta la baliza Escarpados, ubicada a unos kilómetros al Este de Playa larga y que tiene como finalidad estrategia, unir nuestra ciudad capital con el pueblo de Puerto Almanza, pasando por Rio Encajonado, Punta Segunda y Estancia Remolino.

Remover este verdadero tapón, va a terminar seguramente con el aislamiento de nuestra Ciudad capital frente a situaciones de emergencia, habilitara una zona de deportes, recreación y turismo con alto valor paisajístico y ecológico  y también la posibilidad de establecer pequeños puertos para la pesca artesanal y la comercialización del recurso icticola (centolla, mejillones todo fruto de mar y pescado) sobre la misma costa para su consumo y para beneficio de la salud de la población fueguina que a pesar de estar rodeados de mar, no tiene el habito de consumir una fuente de alimento sano como es el pescado. Pero sobre todo habilitará una vía de comunicación demorada y absolutamente necesaria que una Ushuaia con aquella localidad turístico-productiva de Almanza, cuyos habitantes, sin bien pocos hasta hoy por su aislamiento, han sido discriminados y encorsetados por su falta de integración y comunicación con la ciudad de Ushuaia, localidad donde deben confluir por salud, educación y logística con elevados costos y distancias a través de la Ruta J.

El desarrollo del Pueblo de Almanza, frente a Puerto Wiliams, resulta de una importancia geoestratégica fundamental y habilitará el estudio de futuras políticas que determinen, que otras actividades puedan ser útil desarrollar allí: unidades penitenciarias, centro de producción pesquera y agraria, cuarteles de bomberos y fuerzas de seguridad, establecimientos educativos con formación agropecuaria y pesquera, centros de educación y salud, y todo tipo de actividad productiva posible además de la pesca, por ejemplo las vinculadas con la mueblería, astilleros, turba, forestal etc.

Por todo ello, no solo sentamos aquí las bases de nuestro apoyo para la continuación de las obras de infraestructura referidas a la continuidad del camino del Atlántico (Ruta
Provincial 30), no solo hasta Puerto Almanza sino con la idea final de largo aliento de conectar todo el litoral marítimo para unir Ushuaia y Río Grande a través de la costa.


AGRUPACIÓN NACIONAL CONDOR JUDICIALES

Te puede interesar