Malvinas: Gracias a Macri, las Islas ven un futuro promisorio con el turismo

De interés 21/04/2019 Por
Las Islas Malvinas viven un boom económico en cierto modo impulsado tras el conflicto bélico de 1982. Es lugar común sostener que previo a la guerra era una economía pastoril, con énfasis en la extracción de lana de oveja y el aprovechamiento que permite la carne. Sin embargo, la concesión de permisos de pesca, petróleo y, en los últimos años, la incorporación de Puerto Argentino como escala para los cruceros turísticos, han multiplicado no sólo los ingresos de los isleños sino que han engrosado las arcas del tesoro. Muchos isleños se subieron al carro del turismo y sus ingresos han aumentado exponencialmente.
Pinguino1

El actual #gobernador ilegitimo de las Islas designado por Londres, Nigel Phillips, tuvo un encuentro esta última semana con los representantes de la industria turística donde resaltaron la excelente temporada de cruceros que cerró con 62.505 visitantes a las Islas. Asimismo y en relación al turismo, Phillips destacó la política del gobierno de Mauricio Macri sobre la apertura de nuevos vuelos a las islas desde noviembre (presumiblemente desde Brasil con escala en Córdoba) lo cual representa un gran paso para el desarrollo del turismo en las Islas.

Varios factores han influido en este impulso al turismo. La asociación con LATAM para la conexión aérea vía Punta Arenas probablemente constituya el de mayor gravitación a la hora de analizar los determinantes de una actividad cada año más rentable y que pone a la teoría del derrame de Adam Smith en carpeta. El aprovechamiento de otros sectores que han sabido generar alternativas internamente permite hacer del sector algo sumamente rentable: con tasas de desembarque, alquiler de vehículos, pasando por un vecino disfrazado de pinguino y hasta un preadolescente tocando la gaita para quienes bajan a Puerto Argentino, todos quieren sacar su tajada de beneficio. Es factible mencionar que el turismo hoy en las islas se trata de una actividad que prácticamente era desconocida para 1982 y sin embargo hoy representa más de cincuenta mil visitantes: el turismo es el dulce de un gran néctar del que se alimentan muchos.

Te puede interesar