EL GOBIERNO DE TIERRA DEL FUEGO CUESTIONÓ LA COOPERACIÓN CIENTÍFICA CON LOS BRITÁNICOS EN EL ATLÁNTICO SUR

Política 01/02/2019 Por
Desde este viernes británicos y argentinos abordo del BIP Víctor Angelescu, reavivan tras 14 años inactivo, el Subcomité Científico de la Comisión de Pesca del Atlántico Sur (CPAS), establecida por la Declaración Conjunta del 28 de noviembre de 1990. El Instituto vuelve bajo el gobierno de Mauricio Marcri y las relaciones con el Reino Unido comienzan con una campaña de investigación dirigida a la especie calamar argentino (Illex argentinus).
20180618145836_33165923_0_body

El área total de investigación para evaluar el reclutamiento del Stock Sudpatagónico del calamar argentino se extiende entre los paralelos 45°S y 51° Sur, y las isobatas de 100 y 400 metros.

Esta acción se da bajo  el acuerdo Foradori-Duncan. La particularidad en este caso, es que la comitiva estará conformada por 14 argentinos y 2 británicos.

En mayo de 2018, la gobernadora Rosana Bertone elevó su disconformidad por esta posibilidad ante el Consejo Federal Pesquero y junto a todos los actores políticos institucionales de la provincia se manifestaron contrarios a que el gobierno nacional a través de la Cancillería continúe dejando de lado la voz de Tierra del Fuego en estos asuntos.

El secretario de representación oficial para la Cuestión Malvinas, Jorge Argüello, ya había adelantado a la Cancillería por nota formal a fines del año pasado que “consideramos que formar parte de la reunión del Subcomité científico de la Comisión de Pesca del Atlántico Sur, no favorece al objetivo central e irrenunciable de recuperar el ejercicio de la soberanía de las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sándwich del Sur y los espacios marítimos circundantes”.

“Los llamados a la cooperación bilateral en materia científica que realiza la Cancillería, siempre son bienvenidos con países en los cuales podamos potenciar acciones conjuntas que resguarden el interés nacional” afirmó Argüello.

Y añadió que “claramente esto no se cumple con el Reino Unido, quien además de ocupar ilegítimamente las islas del Atlántico Sur, también trata de consolidar su ocupación con el control de los espacios marítimos circundantes”.

En ese sentido, recordó que el motivo por el cual nuestro país abandonó este tipo de cooperación con los británicos en materia pesquera fue “debido a los innumerables actos unilaterales británicos y que fueron reanudados sin que las circunstancias lesivas que generaron su suspensión hayan cesado”.

“Desde la provincia entendemos que la información recolectada, en lugar de defender el interés nacional de conocer y preservar los ricos caladeros de nuestro mar, será utilizado para favorecer la explotación por parte de los ilegítimos ocupantes británicos” concluyó el funcionario.

Cabe recordar que hoy la pesca, es la principal actividad económica de las islas Malvinas, y la entrega de licencias para explotación de esos recursos naturales ha generado una fuente de ingresos sustanciales en su presupuesto local.

 

Te puede interesar