La Unión Malvinizadora Argentina se reunió con Rosana Bertone

Nacionales 31 de julio de 2018 Por
El fundador y referente de la Unión Malvinizadora Argentina (UMA), Luciano Moreno Calderón, junto con la Comisión Directiva de la Confederación de Combatientes de Malvinas de la República Argentina, se reunió con la gobernadora Rosana Bertone, y en este encuentro pudo entregar el trabajo que viene realizando desde 2014 en relación a la Cuestión Malvinas, que condensó en un libro llamado “Trazos Malvinizadores. Un aporte generacional”, donde en sus 460 páginas expone los 22 proyectos presentados, 16 de los más de 50 artículos de opinión difundidos por los medios fueguinos, un detalle de la presencia mediática y un apéndice documental de los apoyos y resultados obtenidos. https://es.scribd.com/document/383854167/Trazos-Malvinizadores-Una-vision-generacional

¿Cómo calificarías el encuentro con la Gobernadora?

La reunión fue extremadamente positiva, en principio, porque uno de los motivos que la originó, fue la intención de la Gobernadora de entregar un reconocimiento a la “Confederación de Combatientes de Malvinas de la República Argentina” por su labor institucional en torno a la reivindicación de nuestra soberanía sobre los territorios temporal e ilegítimamente usurpados, y su lucha por los derechos e intereses de los veteranos. Algo que la primera mandataria expresó mediante el Decreto Nº 1988/18 del 18 de Julio, intensificando, a su vez, un camino de diálogo y trabajo conjunto sobre todo lo atinente a la “Cuestión Malvinas”.

En este marco, donde también se encontraba el Senador Nacional Catalán Magni, y gracias a la Comisión directiva de la Confederación de Combatientes, pude entregar a Rosana Bertone, un ejemplar preliminar de mi libro llamado “Trazos Malvinizadores. Un aporte generacional”, en el que se compendia algunos artículos de opinión, un apéndice documental y, principalmente, 22 proyectos presentados en la Provincia, que tuvieron el aporte y apoyo de la Confederación.

Entregar a la Gobernadora todo nuestro trabajo, cuyo eje central son propuestas y estudios serios, lo veo fructífero, porque abre la puerta a trabajar más arduamente sobre ellos; destacando que algunos ya fueron tenidos en cuenta por esta gestión, a pesar de la invisibilización arrolladora en la que pretendieron sumirlas algunos que ahora se transformaron de la noche a la mañana en “malvineros”.

¿Cuáles fueron los temas que se trataron, principalmente?

 Lo que ocupó la centralidad, desde el primer momento, fue el Comunicado emitido por la Confederación el jueves 7 de junio, como resultado de su XVI Congreso realizado en la Ciudad de Trelew, Provincia del Chubut, y la necesidad de divulgarlo para conseguir sea declarado de interés por todas las provincias argentinas, y principalmente por las patagónicas, e incluso el propio Parlamento Patagónico.

El comunicado de la Confederación expresa claramente que si no existe una explícita dirección a iniciar el proceso de descolonización, no debe haber ningún tipo de negociación que fortalezca legal, política o económicamente la ilegítima ocupación británica.  Y en este sentido, se planteó la necesidad de que el pueblo argentino tenga certeza de cuál es la intención del gobierno nacional al celebrar ese “Comunicado Conjunto” del 13 de Septiembre de 2016, que replica de alguna manera lo realizado en los 90´ por Menem (Madrid I y II).

Se habló sobre los recursos naturales, conectividad, Brexit, e incluso de la creación de la nueva Secretaría y el rol que debe desempeñar la Provincia en este clima que desde el gobierno nacional se gesta en torno a nuestra Atlántico Sur. Obviamente, teniendo presente las limitaciones que la propia Constitución Nacional impone a los Ejecutivos provinciales, en torno al manejo de la política exterior de la Nación, algo que, según mi criterio, fue tenido en cuenta al crearse la Secretaría.

 Puntualmente, también expresamos la necesidad que el DNI de todos los argentinos en su reverso contenga un mapa bicontinental de nuestro país y no uno que invisibilice los territorios antárticos argentinos ni excluya las islas del Atlántico sur, e incluso que el nombre de nuestra provincia figure completo y que no se omita en él lo que se omite colocar en el mapa: la Antártida y las islas del Atlántico Sur; resaltando que este pedido ya fue declarado de interés por parte de la Legislatura fueguina en octubre de 2015, gracias a un proyecto que presentamos, y que fuera tomado por Juan Carlos Arcando (Declaración 004/2015).

¿Se discutió sobre la enmienda constitucional por Malvinas, teniendo en cuenta que el proyecto fue tomado por la Gobernadora en base a una iniciativa de la UMA?

Si, primeramente le di las gracias por tomar el espíritu de la iniciativa que presentáramos en 2014, y por sobre todo le agradecí que en el texto que elevó a la Legislatura Fueguina no se olvidara de citar mi proyecto como antecedente: algo a lo cual no estaba obligada, pero que al hacerlo, no solo visibilizó y valoró mi trabajo y el de la Unión Malvinizadora Argentina, sino también su honestidad intelectual y el interés que tiene porque nuevos actores con iniciativas sean tenidos en cuenta.

Le comenté un poco mi experiencia al ir a exponerlo a Comisión de Legislación General en marzo de 2017, haciendo hincapié en algunos detalles de que no trascendieron mucho, pero que revelan, en la actitud de algunas personas, un preocupante desconocimiento sobre la iniciativa, que era totalmente sorteable con solo leer el proyecto y su antecedente, y que a mi entender fue uno de los motivos principales por los cuales hoy sigue nuestra constitución sin tener un texto malvinero, como sí lo tienen otras seis provincias, nuestra Constitución Nacional y las cartas orgánicas de Ushuaia y Río Grande.

¿Cuál fue el compromiso de Provincia para con la Causa Malvinas y, puntualmente, con el trabajo que viene realizando la UMA?

 El compromiso de la Provincia, como gestión con la Causa, a mi criterio nunca estuvo en discusión, a pesar de lo que algunos puedan decir, con mala o buena fe, y siempre fue el que debe tener todo argentino bien nacido, orientado a la protección de nuestra soberanía y la pronta recuperación de nuestros territorio usurpados.

Algunos sostienen que desde la gestión, de la cual no participo, podría haberse hecho más. Pero a mí me gustaría preguntar a los críticos y dueños del malvinómetro selectivo: ¿Qué y cuánto hicieron cada uno de ellos y/o en conjunto, por la causa?, ¿Cuántas iniciativas malvineras apoyaron y se esmeraron en perfeccionar? y también (muy importante), ¿desde cuándo lo vienen haciendo?

La Unión Malvinizadora Argentina (UMA) también podría haber hecho mucho más, incluso luego de haber presentado muchos proyectos. Yo mismo quizás podría haber hecho más u obtener mejores resultados. ¿Pero eso me hace macrista o cipayo (valga la redundancia)?

En primer término, para hablar puntualmente de nuestro trabajo, es importante destacar que la UMA es un cuerpo de trabajo cuyos fundadores (el hijo de veterano Rodrigo Palacios y yo) no pertenecemos a partido político alguno y, por lo tanto, como corresponde, nuestra actividad no responde a banderas partidarias. Esto nos posibilita tener un diálogo fluido con diferentes representantes sobre una amplia cantidad de iniciativas, que entendemos no pueden ser aplicadas todas al mismo tiempo. Lo que no significa que no estén en vías de aplicación o en conversaciones para ser perfeccionadas, debatidas y aplicadas con el correr del tiempo.

En este sentido, el Gobierno provincial con nosotros tuvo una excelente actitud a la hora de escuchar nuestras iniciativas, e incluso tomar algunas y trazar un camino de aplicación, a su manera.

¿Qué postura tomó la Gobernadora sobre las recientes críticas que recibió por parte del Observatorio Malvinas?

Realmente no se abordó el tema, y esto se debió a que se habló de trabajo comprometido por la Causa con iniciativas concretas, y por lo tanto hablar del Observatorio quedaría totalmente fuera de contexto, ya que es un cuerpo asesor con asesores sin trayectoria en la Causa, con cero trabajos serios en relación a ella, y con un ausencia feroz de iniciativas concretas.

Sobre esta cuestión, siempre me gusta llamar a la comunidad, a que tome Google y busque el nombre de los integrantes de dicho cuerpo y se fije qué hicieron antes de integrarlo. Es decir que se fije si existe algún merito para formar dicho cuerpo que pretende asesorar al Ejecutivo en una Cuestión tan importante como lo es Malvinas. No hablo de “cobrar” por Malvinas, sino de iniciativas o trabajos de investigación al respecto. (Exceptúo de este análisis a los veteranos y los representantes elegidos para desempeñar cargos electivos)

 Quien se tome el trabajo verá que en la búsqueda solo encontrarán algunos nombres solo vinculados a declaraciones de repudio, gacetillas de ese cuerpo o antiguos cargos que solo sirvieron para reuniones, viajes y mateadas malvineras, con sueldos tan altos como su promocionado amor por la Causa.

 ¿Qué cuestiones quedaron en el tintero para debatir?

 A pesar de haber sido una reunión de casi dos horas, y donde se hablaron muchas cosas de vital trascendencia, teniendo en cuenta lo importante de la Causa, siempre quedan cosas por conversar, discutir e incluso cosas por hacer, pero es algo que va a irse saldando con el tiempo, ya que es un compromiso asumido, nutrir este canal de trabajo, para lograr resultados positivos en lo en pronto y sobre todo a largo plazo. Y esto lo veremos no en mucho tiempo, con hechos concretos, que nos vayan transformando nuestra provincia en un verdadero epicentro de la malvinización.

 Lo que creo que no quedó en el tintero fue exponer la necesidad de hacer frente a una profunda y constante desmalvinización, por parte de un gobierno que de nacional nada tiene y que su único mérito, muy a pesar de todos los argentinos y el pueblo latinoamericano, fue hacer todo lo posible por generar antecedentes nefastos para nuestra soberanía desde todos los ámbitos que tuvo oportunidad.

Imagínense que es una gestión que puso al frente del Ministerio de Defensa a quien fue el único convencional constituyente de la Reforma del 94´ que votó en disidencia total la incorporación de la Disposición Transitoria Primera en nuestra Constitución Nacional, que reivindica la legítima e imprescriptible soberanía sobre nuestros territorios usurpados por el Reino Unido. Algo que nosotros venimos diciendo desde que asumió, en sendos artículos de opinión y entrevistas generalmente radiales.

Podemos decir que el Ministro Aguad, desde entonces, venía haciendo mérito para llegar a formar parte de esta caquistocracia cipaya y anglófila, que hoy solo busca maniatar económicamente al pueblo argentino y despojarlo no solo de sus territorios sino hasta de su propia identidad nacional.

             

 

 

 

Te puede interesar