Temari: “El voto electrónico vulnera algunos de los pilares fundamentales de la democracia”

Política 18 de julio de 2018 Por
El presidente de Generación para un Encuentro Nacional (GEN), distrito Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, profesor Fernando Temari, se refirió en una entrevista que brindó al programa Laberintos conducido por Edit Pouso en Radio Provincia de Ushuaia, a la postura que el partido sostiene respecto a la implementación del voto electrónico, puntualmente con la variante denominada Boleta Única Electrónica que se encuentra debatiendo la Comisión de Legislación General de la Legislatura Provincial. “Desde GEN estamos completamente en contra de la implementación del voto electrónico porque entendemos que vulnera algunos de los pilares fundamentales de la democracia”, sentenció Temari.
multimedia.normal.afc9da6b7c4b816b.33323338343033325f31303231363535373731333532313137305f31323339395f6e6f726d616c2e6a7067

El también especialistas en nuevas tecnologías de información y comunicación (TIC) repasó que “Hace 130 años, la sanción de la Ley que conocemos como Sáenz Peña postulaba el voto universal, secreto y obligatorio. Hay investigaciones, hay experiencias, hay antecedentes, que aseguran y estamos convencidos de eso, de que el votante que se acerca a emitir su voto puede ver vulnerada su voluntad o intención de voto. En los últimos meses hubieron muchas afirmaciones sosteniendo lo maravillosa que es la implementación de herramientas tecnológicas: pero no puede hacerse en cualquier lado, como un acto comicial”.

A su vez, Temari especificó que “La Boleta Única Electrónica no es un temita de una impresora nomás y listo. En todo sistema hay dos grandes componentes: uno lógico que es el software, al que uno le da instrucciones a través del componente físico, que es el hardware. Sin el componente físico, el lógico no funciona, ni viceversa. El software, aparte, tiene que tener un sistema operativo, que en estos casos por lo que pudimos ver es Linux, que es un software libre”.

Por último, el presidente de GEN afirmó que “Hay muchísimos en los que el mundo dio para atrás con el voto electrónico: hubo países como Holanda o Alemania que implementaron este sistema y al tiempo tuvieron que desandar el camino porque se dieron cuenta que el ciudadano pierde posibilidad de controlar que su voto fue reflejado fielmente; los fiscales y presidente de mesa no pueden auditar ni saber a todo momento con exactitud que el sistema funciona adecuadamente. En Holanda, por ejemplo, se pudo demostrar que a veinticinco metros se podía modificar o alterar el voto mediante sistema de radiofrecuencia, que es el que intercepta el voto que quedó grabado en el chip y que es el que se utiliza en realidad para contar vacas, no votos”.

Te puede interesar