LA LIMPIEZA DE LAS VEREDAS DESPUÉS DE 24 HORAS DE TERMINADA LA NEVADA ES UNA RESPONSABILIDAD DE LOS VECINOS

Locales 05 de julio de 2018 Por
Ushuaia es, según la Carta Orgánica Municipal, Ciudad Más Austral del Mundo, Puerto y Puerta de Entrada a la Antártida y, a partir de las primeras nevadas, se convierte en la Ciudad Menos Amigable con los Peatones. El mantenimiento del espacio público en condiciones de transitabilidad es una responsabilidad de todos, tanto del Municipio como de los vecinos. Sin embargo, podemos advertir circulando por algunas cuadras a forma de muestreo, que muchos frentistas sólo despejan la salida del vehículo obstruyendo veredas obligando a los transeúntes a circular por la calle con el peligro que ello acarrea dado el estado de las calzadas.

La limpieza de las veredas después de 24 horas de terminada la nevada es una responsabilidad de los vecinos. Incluso, está contemplada la situación de vecinos que, por edad avanzada o problemas de salud que dificultan su movilidad, pueden recurrir a personal municipal afectado a dichas tareas. Representa una paradoja las múltiples quejas que recaen sobre los sucesivos funcionarios a la hora de mantener transitables las calles mientras son numerosos los vecinos que no cumplen con lo que la normativa establece.

Ushuaia es, según la Carta Orgánica Municipal, Ciudad Más Austral del Mundo, Puerto y Puerta de Entrada a la Antártida y, a partir de las primeras nevadas, Ciudad Menos Amigable con los Peatones. La responsabilidad de mantener transitables los espacios públicos no sólo compete al Municipio con respecto a las calles: también involucra a los vecinos que debieran proceder en idéntico sentido con sus aceras de modo de evitar que los peatones puedan circular con seguridad y minimizando los riesgos que puede implicar una caída, sobre todo para personas de edad avanzada que, por cuestiones naturales, poseen muchas veces problemas en su estructura ósea.

Te puede interesar