DOCTORADO HONORIS CAUSA ESTELA DE CARLOTTO

De interés 09/05/2018 Por
El Diputado Nacional Matías Rodríguez se refirió a la entrega del título de Doctorado Honoris Causa por parte de la Universidad Nacional de Tierra del Fuego a la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela Barnes de Carlotto, en reconocimiento a su compromiso con la defensa de los Derechos Humanos, la Memoria, la Verdad y la Justicia en la Argentina.
Mati con Estela  (1)(1)

Rodríguez destacó que, “es un día muy especial para todos los fueguinos. En primer lugar, porque nuestra querida Universidad pública hace entrega de su primer Doctorado Honoris Causa, idea que tomó fuerza en su visita del año pasado a través de la Municipalidad de Ushuaia. Y como si eso fuera poco, esa distinción es para una de las personalidades más destacadas de la historia mundial contemporánea”, expresó.

“Estela trasciende las fronteras de nuestro país, ha sido distinguida y es reconocida en todas las latitudes. Representa a un colectivo de mujeres que ante la situación de injusticia y dolor más grande que alguien pueda vivir, como es el secuestro, la tortura y desaparición de hijos y nietos, se organizaron para responder con amor e inteligencia”, agregó el Diputado. 

“En una lucha pacífica, perseverante, pero sobre todo justa, pudieron recuperar la identidad de 127 nietos y hoy siguen luchando por devolverle ese derecho humano a cientos de nietos y bisnietos. Las Abuelas cumplieron y cumplen un rol destacadísimo en la consolidación de la política de Estado de memoria, verdad y justicia en nuestro país. Su legado es fundamental para que no se repita semejante violación a los derechos de niñas y niños, y de todo un país que sufrió la peor tragedia de su historia. El reconocimiento que le hace la UNTDF a Estela es también un aporte a esa causa de relevancia mundial”, concluyó el legislador fueguino.

Estela Barnes de Carlotto, será reconocida este miércoles 9 de mayo a las 14 horas,  en la sede de la Universidad de Tierra del Fuego de la ciudad de Río Grande, ubicada en Thorne N° 30

Te puede interesar