Pescadores del Fin del Mundo: Vivencias de un impulsor de Almanza

De interés 23/02/2018 Por
La historia se repite, al igual que muchas de las ideas que se plantean como originales. El desarrollo de los recursos naturales haciendo hincapié en las ventajas comparativas con que cuenta nuestra Isla, que sin lugar a dudas fue bendecida con innumerables riquezas, no es una gran idea: es intentar aplicar lo que se pretendió hace más de cuarenta años pero se prefirió estar de espaldas a un Canal Beagle que tiene mucho para brindar pero sigue desaprovechado. Las políticas públicas no requieren a veces de grandes tecnócratas: con escuchar a quienes forjaron los primeros pasos y fueron verdaderos pioneros en sus ramas, podremos llevarnos sorpresas de las "grandes iniciativas" que aún hoy pululan cual maná del cielo. Esta es la historia de Oscar García, pescador retirado del fin del mundo, promotor en su momento de la Ley de desarrollo de Puerto Almanza, distante aproximadamente 75 kilómetros de Ushuaia. García, un hombre que ha vivido y ha dicho pero que nunca está de más volver a oír.
18424483_10211285769480310_1921974773_n

García nos cuenta que "En el año 1975, formamos una agrupación de pescadores en Puerto Almanza con la idea de crear una aldea de pescadores artesanales. Lo que teníamos previsto era dedicarnos a la explotación de todos los recursos pesqueros del Canal Beagle, incluyendo parcelas de tierras distribuidas entre las familias de los pescadores para el cultivo de hortalizas, frutillas, etc, junto a la cría de conejos y aves. Además teníamos el proyecto de la construcción de un muelle y de una planta procesadora de los frutos del mar que recogíamos del Canal. En resumen, era un proyecto totalmente productivo y que a medida que fuera creciendo se fuera convirtiendo en una alternativa más para que se radiquen más familias dedicadas a la cría en piletones de truchas y mejillones. Era esta también una forma de ejercer plena soberanía en toda esta zona. Por eso, en el año 1979, presentamos el proyecto ya formal a las autoridades pero hubo que esperar a que recién en el año 1987 el legislador del Movimiento Popular Fueguino (MoPoF), Marcelo Dragan, lograra que se lo tratara en la Legislatura y que finalmente se aprobó como Ley de fomento de Puerto Almanza que lleva como número 308.

Más de 35 años han pasado hasta para que la actual gobernadora Rosana Bertone gestione ante el Gobierno Nacional la financiación y ayuda para los pescadores de Almanza. Este logro, sin pensar cuál es la ideología política de cada uno, es una muestra de quién trabaja en gestionar para la diversificación productiva que todos queremos y anhelamos para nuestra Tierra del Fuego.

Quiero hacer un alto y recordar alguna experiencia vivida en momento del conflicto con Chile. En una oportunidad nuestra embarcación tuvo un problema en el timón quedando la embarcación al garete, o sea, a la deriva porque la corriente la llevaba directamente a Chile. De inmediato, sale de Puerto Willams una lancha a torpedear, mientras escuchaba por radio al capitán chileno que me pedía que arríe el pabellón argentino a lo cual me preparé, ya que iban a abordar a nuestra embarcación, orden que me negué a cumplir. Mientras tanto, desde Almanza salían dos torpederas, la Argentina y la Indómita, que se quedaron en la enfilación (punto que marca el límite) a pocos metros de donde nos encontrábamos nosotros. Cuando el mecánico me hizo seña que había solucionado el problema puse en marcha la embarcación y esquivé la torpedera chilena, ubicándome entre las dos torpederas argentinas. En conclusión, terminé detenido y trasladado a Ushuaia, puntualmente al calabozo de la Prefectura en donde se me comunicó que estaba detenido por no haber acatado la orden de arriar la bandera, a lo que contesté que jamás voy a arriar mi bandera dentro de lo que considero territorio argentino. Pocos días después el juez dispuso mi libertad y regresé a mi trabajo

Al poco tiempo navegando en medio de un fuerte temporal muy cerca de la isla Picton, mi embarcación empieza a tener fallas en el motor y el fuerte oleaje llevaba a la embarcacion contra la costa de la isla. Picton, junto con las islas Nueva y Lennox eran el centro de un conflicto con Chile por la soberanía de esas tres pequeñas porciones de tierra que sin embargo tenían tanta importancia como puerta de ingreso al Cabo de Hornos y de allí a la Antártida. Ante la gravedad de la situacion dí la orden a la tripulación de que se preparara para abandonar el barco y emití el mesaje de pedido de auxilio. En esos momentos tan dramáticos sólo pensás en poner a salvo a la tripulación pero jamás en abandonar el barco. Fue entonces cuando en esos instantes apareció una embarcacion chilena y nos remolcó sacándonos de la grave situacion y acercándonos a una torpedera argentina, la que nos remolcó hasta Puerto Almanza y de ahí por tierra me llevaron nuevamente detenido hasta la Prefectura de Ushuaia acusado de navegar en aguas chilenas.

Me plantearon la situación hipotética que mi ingreso a esas aguas no hubiese sido el motivo para que se desarrollara el conflicto y comenzara la guerra. No contesté nada pero sí lo hizo un suboficial, que dijo que "traen detenido al único pescador con tripulación argentina que contínuamente nos presta su colaboración, llevando comida y gente y materiales a los destacamentos, y en vez de darle las gracias lo detienen". Este suboficial terminó sumariado y expulsado. Tiempo después me dejaron libre. No pasó mucho tiempo que me reencontré con el suboficial a quien le agradecí el gesto.

Muchas situaciones conflictivas se sucedieron ante la posibilidad de que las tropas argentinas tomaran las islas. Ese día, el Canal Beagle amaneció totalmente calmo, planchado... Sólo estaba la lancha Catamarca con toda su tripulación argentina cuando por radio nos dieron la orden de regresar al puerto de Ushuaia dado que ya había intervenido el papa Juan Pablo II y por medio de su representante, el señor cardenal Antonio Samoré, el conflicto con Chile había terminado sin, en definitiva, haber iniciado.

Tiempo después llegó la democracia siendo electo presidente Raul Alfonsín y con el el plebiscito por el sí o no de la entrega de las tres islas a Chile -acá en Tierra del Fuego ganó el NO a la entrega pero en el resto del país ganó el sí-. Esta decisión de renunciar a las islas por el voto motivó a los pescadores argentinos del Puerto Almanza a que, junto con un grupo de periodistas de Buenos Aires, decidamos desembarcar en la isla y hacer flamear por última vez nuestra bandera nacional, foto que fue tapa de revista en esa época a nivel nacional.

Por último no hay nada mejor para evitar un conflicto que crear fuentes de trabajo genuinas en áreas de frontera como es Puerto Almanza. Recuerdo que en el año 1982 empieza a escasear la centolla como recurso debido a que dos empresas procesaban centolla hembras y machos chicos (menor del tamaño permitido que es de 12 centímetros en la caparazón en la parte más ancha). Por ese motivo, vinieron de Buenos Aires varios científicos, entre ellos varios biólogos, con la finalidad de hacer un relevamiento sobre el recurso. Sin embargo, para que pudieran seguir pescando, algunas empresas pusieron machos grandes en las trampas de la centolla para así hacerle creer a los expertos que el recurso centolla estaba bien y seguir pescando. Nosotros, los de la lancha Catamarca, le comunicamos esto a los inspectores científicos y le mostramos la realidad y que si no se decretaba una veda el recurso centolla corría riego de exterminio. Los biólogos presentaron su informe a la Legislatura y se promulgó la veda logrando así que se salvara el recurso centolla.

En la época del intendente del MoPoF, Jorge Garramuño, presentamos un proyecto para la construcción de una planta procesadora de frutos del mar y para lo cual pedimos a nivel nacional un préstamonacional para la realización. Este crédito, que no se devuelve por ser ya impulsor de que va a una actividad productiva y de desarrollo, nos fue otorgado y el intendente Garramuño llevó a cabo la obra. El estaba convencido de que el proyecto Puerto Almanza era también una gran oportunidad para solucionar el problema de viviendas, de hecho hay cosas de este tipo que fueron escritas por el ex intendente".