Bahntje: “De no prorrogarse la emergencia los municipios deberán aportar 532 millones de pesos”

El Directorio de la Caja de Previsión Social participó de la reunión de la comisión de presupuesto en la que se analizaron las proyecciones del 2018.
Chanchito

Al respecto el Presidente del organismo previsional informó que “presentamos un resumen de diversos aspectos del organismo, en especial de las áreas legales y determinación del haber” indicando que “en los temas de gestión el mayor inconveniente a resolver es la demora en la determinación de las prestaciones, sobre este punto presentamos el trabajo que se viene desarrollando desde comienzos del año y los avances. Es un tema sobre el que la Gobernadora nos ha reclamado mayor eficiencia, y con las medidas actuales entendemos que en breve se habrá solucionado”.

En cuanto a las proyecciones para los próximos años “el presupuesto plurianual estima un déficit del sistema de 2.600 millones de pesos, de los cuales se cuenta con financiamiento por 464 millones a través de los recursos que recauda la AREF producto de la ley 1069 y 190 millones por el pago de deudas de gestiones anteriores que se están cancelando en el marco de la certificación realizada por el Tribunal de Cuentas de acuerdo a lo establecido en la ley 1068, por lo que, de no contarse con fuentes adicionales como las actualmente vigentes, y de acuerdo a las proyecciones actuales, los 2000 millones restantes deberán ser afrontados por los organismos deficitarios. De este monto 532 millones corresponden a los municipios de Ushuaia y Río Grande”.

“Estas estimaciones son en base a las jubilaciones actuales y contando únicamente con las fuentes de financiamiento que se encuentran fuera de la emergencia, por lo que si lo que se busca es disminuir los pagos que deberán afrontar los municipios, deberán crearse fuentes adicionales de financiamiento”.

Para finalizar el Presidente de la Caja expresó su satisfacción “por el alto grado de compromiso que demostraron los legisladores de las distintas bancadas” y destacó que “a pesar de tener miradas diferentes sobre cuáles pueden ser las herramientas con las que debe financiarse el sistema, no tengo dudas que hay preocupación y ocupación de todos para que podamos sostener la sustentabilidad del sistema para garantizarle a los trabajadores y jubilados  estatales la previsibilidad que siempre debió tener”   y remarcó “la importancia que las proyecciones por los próximos 3 años haya contado con la aprobación por unanimidad de todos los integrantes del Directorio de la Caja. Esto ha permitido contar con un piso básico en la discusión que es el de tener certeza de los recursos requeridos por el sistema”.

 

Te puede interesar