La contaminación de Ushuaia en su máxima expresión

De interés 05/09/2016
El deterioro ambiental que vivimos en Ushuaia es una realidad evidente con sólo recorrer el ambiente costero y los asentamientos en la zona alta de la ciudad. Pero es en estos últimos en donde alcanza dimensiones preocupantes. La falta de cloacas, el derrame de efluentes en chorrillos cuyo recorrido es de naturaleza caprichosa como consecuencia de la inexistencia de una planificación. Además, pueden observarse desechos de materiales que constituyen un peligro para quienes viven allí.

En un "paseo" realizado por este medio en el transcurso del sábado en horas de la mañana, se corroboró lo que forma parte del imaginario social y, simultáneamente, un desafío para el Municipio, tanto en lo que hace a la delimitación de un plan urbano como así también en materia de preservación ambiental.

Pese a que ya existe un daño irreversible, sobre todo por la tala de bosques y árboles centenarios, existen todavía decisiones que pueden y deben ser asumidas para iniciar un cambio para bien. La construcción de cloacas que evite el derrame de los residuos orgánicos es una de las principales medidas que deben ser tomadas. La mensura y la delimitación de terrenos que evite que prosperen eventuales conflictos entre vecinos y, por ende, torne jurídicos eventuales reclamos por los límites entre propiedades, es otro de los asuntos a resolver prioritariamente, incluso para la preservación de chorrillos que puedan ser objeto de deterioro.

Te puede interesar