Fortalecer la cultura local no es crear una bandera

Locales 22/08/2016 Por
La presentación de un concurso para la creación de la bandera de Ushuaia, tras el trabajo realizado por la Secretaría de Derechos Humanos de la Municipalidad de Ushuaia, motiva a reflexionar sobre la relevancia real de semejante iniciativa y si, como es de suponer, la acción de crear una bandera propicia el arraigo de los hijos de la ciudad e impulsa las expresiones culturales.
66878_964248643621005_7474498362626332638_n

Sin duda que es una expresión cultural de importancia, pero no constituye una política significativa, lo cual habla, más que de la carencia de políticas públicas culturales, de la falta de arraigo de los propios dirigentes que tienen a su cargo dichas políticas.

¿Cómo fomentar el arraigo? ¿Cómo preservar y fortalecer las expresiones de la cultura local? ¿Cómo trabajar por revalorizar los hábitos y las costumbres de los locales? ¿Pidiendo la creación de una bandera? ¿Sumando casas históricas evitando su derrumbe o traslado? Indudablemente la respuesta está a la vista. Puede que la creación de una bandera sea importante, pero lo que puede hacer algo sustancial a la cultura es más la preservación del patrimonio histórico, que en Ushuaia podemos inferir claramente que fue desechado durante años en pos de una aspiración de progreso - expresada o no- en detrimento de las tradicionales expresiones a través de, por caso, la arquitectura.

La cultura y su ponderación entre las políticas públicas locales representan una de las grandes deudas. ¿Qué pasaría si el turista que viaja a Roma para conocer el Coliseo lo encuentra sólamente en postales? ¿Qué pasaría si el viajante que llega a París se encuentra con la Torre Eiffel en tarjetas en un comercio? Salvando las distancias, las políticas culturales en Ushuaia tienen como principal escollo que no buscan la preservación de lo que incluso el turista que llega busca inmediatamente.

Noticia relacionada - El FpV busca crear la bandera de Ushuaia…

Te puede interesar