Desafectaron 500 hectáreas para urbanización

Política 10/08/2016
El Concejo Deliberante modificó la ordenanza de desafectación de bosque comunal para urbanización. Las hectáreas afectadas serán unas 500 y no 1859, como lo establecía el proyecto original. El debate en sesión contó con la participación del intendente Walter Vuoto.

Los concejales aprobaron por unanimidad el proyecto alternativo para la desafectación de unas 500 hectáreas de bosque comunal que serán destinadas a urbanización.

Al no obtener el acompañamiento de la mayoría agravada, el proyecto del oficialismo de desafectación de 1859 hectáreas fue modificado por los concejales.

El concejal Juan Carlos Pino (FPV) sostuvo que “frente a la responsabilidad de dirigir esta institución me encontré con la tarea de buscar los consensos para que este proyecto pueda salir adelante y poder aprobar la ordenanza”.

El edil recordó que “en la década del 90 teníamos el mismo problema, donde los vecinos tampoco tenían tierra pero en aquel momento desde el municipio se trabajó para poder pasar las tierras del ex territorio al ámbito municipal; también en esa época quienes se movilizaban eran los vecinos y los gremios”.

Por su parte el concejal Gastón Ayala (MPF) analizó que “se trata de un tema sensible para todos y así lo refleja este recinto claramente, repleto de vecinos, gremios y concejales tratando de buscar una solución”.

El concejal Juan Manuel Romano (UCR) acompañó la ordenanza modificada y analizó que “este tema no tiene que ver solamente con sueños y esperanzas, sino que es la realidad de nuestra ciudad que nos obliga a tener en cuenta el equilibrio entre las necesidades de crecimiento y el respeto de las normas ambientales vigentes. Esto no es una puja política o técnica”, aclaró el edil.

En tanto el concejal Silvio Bocchicchio (PSP) sostuvo que “el problema de la demanda de la tierra es el principal inconveniente en Ushuaia y sin embargo siempre hubo, desde el Estado, políticas conservadoras”.

En uso de la palabra el intendente Walter Vuoto valoró la aprobación de la ordenanza y repasó las políticas de urbanización que promovieron el desarrollo de la ciudad y las asimiló a la propuesta oficialista actual. “La decisión de esta gestión es terminar la discusión social de los que más tienen con los que menos tienen, porque la gente no tiene la culpa de las respuestas que no da el Estado”, dijo.

Entre otros aspectos, la ordenanza sancionada establece que, para ser adjudicatario en venta, la tierra deberá contar con los servicios esenciales, de acuerdo a lo establecido en la Carta Orgánica Municipal.

La ordenanza sancionada fue aprobada en segunda lectura, luego de haber sido puesta a consideración de la comunidad en audiencia pública.

 

Te puede interesar