Stanley: “Estamos saldando una deuda con las mujeres de Argentina y con toda la sociedad”

Nacionales 26/07/2016
El presidente de la Nación, Mauricio Macri, la vicepresidenta, Gabriela Michetti, la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley y la titular del Consejo Nacional de las Mujeres, Fabiana Tuñez, anunciaron este mediodía el lanzamiento del Plan Nacional de Acción para la Prevención, Asistencia y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres.

Mauricio Macri hizo un diagnóstico de la situación, al puntualizar: “Violencia es no escuchar al otro, la intolerancia y la agresión fuera de lugar en las redes sociales. Llevamos años que se potencia y nos lleva a un estado de alienación que no es el que nos permite construir. La violencia de género es la que más duele”.

“Hoy, además de como presidente, quiero hablarles como hijo, como marido y como padre de cuatro hijas, para las cuales no me puedo imaginar otro que no sea un camino de amor, de desarrollo familiar, de respeto hacia sus cualidades, sus oportunidades y posibilidades”, relató el primer mandatario.

“Necesitamos realmente comprometernos, todos y todas, no es sólo la tarea de un gobierno, es una tarea de la sociedad”, remarcó Macri, quien manifestó su satisfacción por “el lanzamiento de este plan integral desde la prevención, desde la asistencia, desde la erradicación de la violencia de género, que además es un plan federal”.

“Le quiero pedir a todas las mujeres que nos están escuchando, que nos llamen, que confíen y nos den la oportunidad de ayudarlas”, dijo al resaltar el trabajo de la línea 144. “Todos tenemos derecho a una vida de amor, a vivir en paz, en familia, no tenemos que resignarnos”, finalizó el presidente, al tiempo que hizo hincapié en la importancia de la capacitación y el empoderamiento económico de las víctimas de violencia.

Por su parte, la vicepresidenta expresó su emoción porque “es maravilloso cuando algo que surge de la sociedad civil, con este empuje, con esta pasión, con el esfuerzo enorme de tantas mujeres, puede concretarse en una política de Estado”.

La ministra de Desarrollo Social afirmó, conmovida: “Las mujeres teníamos una ley, pero nos faltaba un plan, este plan que hoy presenta el presidente. Un plan que nos permita ponernos en acción, un plan que permita dar respuestas concretas, un plan que nos incluya a todos, un plan integral, un plan que involucra a toda la sociedad”.

Carolina Stanley señaló además que "la decisión de erradicar la violencia es una política de Estado" y añadió: “Esto era una deuda que teníamos con la sociedad, desde la reglamentación de la Ley 26.485 en el año 2010. Estamos saldando una deuda con las mujeres de Argentina y con toda la sociedad”.

“La Argentina necesitaba un plan, que fuera integral y que llegara a todas partes, que definiera claramente los diferentes tipos y modos de violencia, que nos comprometiera a los tres poderes del Estado, tanto a nivel nacional como provincial, a tomar las medidas necesarias para garantizar la igualdad entre mujeres y varones y erradicar la violencia contra las mujeres”, explicó la ministra.

“La educación en valores e igualdad de género puede ser una herramienta transformadora”, continuó diciendo la funcionaria, y agregó: “Todos podemos, y debemos, sumarnos. Porque la violencia la erradicamos juntos”.

Fabiana Túñez sostuvo que “este plan está pensado con una visión total, con una capacidad operativa que va a plantear un camino donde vamos a transitar y que tiene 69 medidas y 137 acciones y hace que el texto de la ley baje a la vida concreta de cada una de las mujeres de todo el país”.

La titular del Consejo Nacional de las Mujeres destacó la importancia política, social y para cada una de las víctimas y sus familiares de que el anuncio se haga en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno: “Esta es una herramienta de cambio hacia una sociedad más justa, más igualitaria, sin violencia. Ni una menos, nunca más”.

Alcances e instrumentación

El Plan aborda la violencia contra las mujeres desde una perspectiva integral,  incluyendo todos los tipos de violencia (física, psicológica, sexual, económica y patrimonial; simbólica) como así también todas las modalidades (violencia doméstica, violencia Institucional, violencia laboral, violencia contra la libertad reproductiva, violencia obstétrica, violencia mediática).

Las especialistas que trabajaron en su diseño destacaron la necesidad de impulsar acciones que tengan en cuenta que la violencia es fruto de las desigualdades y que hay que enfocarse en el empoderamiento económico de las mujeres, en la participación política, en la prevención.

Esta herramienta permite sistematizar acciones y medidas, elaborar diagnósticos, monitorear y evaluar el progreso de las líneas de acción y articular con las provincias para alcanzar estándares de protección y prevención en todo el país.

Contempla la implementación de 69 medidas  y 137 acciones en todo el país para prevenir y asistir integralmente a las víctimas de violencia, en un trabajo coordinado entre 50 instituciones y organismos públicos y que demandará una Inversión total de  750 millones de pesos destinados a la construcción de 36 nuevos hogares de protección integral.

El Consejo Nacional de las Mujeres tiene a su cargo la ejecución de las principales acciones en el área de prevención (campañas masivas de concientización y de difusión de la línea 144 e incorporación de la perspectiva de género en todos los niveles educativos), atención integral (creación de una Red Nacional de Hogares de Protección Integral, protección de las víctimas mediante la colocación de tobilleras, acceso a microcréditos), monitoreo y evaluación, formación y capacitación y fortalecimiento institucional (creación de observatorios de género en todo el país).

Datos de la realidad

Según el informe 2015 de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, durante el año pasado se registraron 235 femicidios, lo que representa que una mujer es asesinada cada 37 horas por el mero hecho de serlo.

En tanto, en ese mismo período, la línea 144 recibió un total de 116.468 llamadas. En el primer cuatrimestre de 2016, se estimó un promedio de 7500 llamados mensuales, la mitad de los cuales provinieron de la provincia de Buenos Aires (50,16%). A continuación se encuentran Mendoza (10,29%), la Ciudad de Buenos Aires (9,02%), Santa Fe (8,58%), Córdoba (4,66%) y Tucumán (2,49%).

Es en este marco que el Estado asume el cumplimiento del respeto de los Derechos Humanos y el compromiso de trabajar a diario para que todas las mujeres de Argentina vivan una vida sin violencia.

Te puede interesar