Concejales analizaron en comisión el proyecto de Bocchicchio para regulación de alquileres

Los concejales de Ushuaia analizaron por primera vez desde 2013 en la Comisión de Legislación e Interpretación, la propuesta del edil Silvio Bocchicchio para instituir un Régimen de Registro y Categorización de Viviendas en Alquiler.
alquilase

En primer término Bocchicchio expuso el proyecto en el recinto, el cual presentó en Córdoba el año pasado en el “Congreso Internacional Expo Municipios 2015”, y posteriormente los concejales decidieron convocar a los actores directamente alcanzados, inmobiliarias e inquilinos a una ronda de reuniones.

A través de este proyecto, Bocchicchio propone crear “un Régimen de Registro, Categorización y Habilitación de Inmuebles destinados al alquiler como vivienda unipersonal o familiar en Ushuaia, creando en primera instancia el Registro Municipal de Inmuebles destinados al alquiler como vivienda unipersonal o familiar (ReMIV)”.

El proyecto presentado por el concejal apunta a garantizar que cada vivienda “para alquiler cumplimente con los requisitos constructivos, de seguridad o dimensionales previstos en el Código de Edificación vigente y en el Código de Planeamiento Urbano”.

Asimismo, Bocchicchio estipula establecer “un valor de referencia para cada una de las categorías de viviendas en alquiler, así como el mecanismo para establecer dichos montos  que se fijarán por Decreto del Intendente, y deberá ser ratificado por mayoría agravada de los integrantes del Concejo Deliberante, previa realización de una Audiencia Pública”.

“La creación de este régimen se basa en el valor social de la vivienda por lo que cada inmueble deshabitado deberá tributar en forma diferenciada respecto de aquellos incorporados a la satisfacción de la demanda habitacional, sea como vivienda unifamiliar, para alquiler o venta” añadió el concejal en su propuesta.

El edil señaló que “buscamos con este proyecto elevar el piso de las viviendas que se ofrecen en alquiler, para mejorar las condiciones de habitabilidad y ayudar a los inquilinos que hoy pagan cifras exorbitantes por locaciones que en muchos casos no se ajustan a las normativas de edificación vigentes”.

“La realidad local requiere la urgente intervención de las instituciones, y aportar al ordenamiento del mercado inmobiliario, en la actualidad librado a la ley de la oferta y la demanda;  el Estado debe intervenir, con prudencia, pero con decisión, buscando la opinión y el consenso de los actores involucrados para que la norma que resulte sancionada vele por la convivencia de todos”, destacó.

En la propuesta de Bocchicchio, con el fin de evitar la especulación inmobiliaria con bienes que el Estado- municipal, provincial o nacional- hayan destinado como solución social, se prohíbe explícitamente el alquiler de viviendas que hayan sido entregadas con fines sociales, como vivienda familiar única y aún no hayan sido debidamente canceladas y escrituradas a nombre del propietario.

Te puede interesar