Souto: “El Municipio de Ushuaia al igual que otros del país está siendo castigado con la falta de recursos”

Política 08/09/2017 Por
El jefe de Gabinete de la Municipalidad de Ushuaia, Oscar Souto, pidió a la gobernadora Rosana Bertone que “retire la demanda judicial” presentada ante el Superior Tribunal de Justicia por la Agencia de Recaudación Fueguina (AREF), en la que objeta la potestad de los Municipios de Río Grande y Ushuaia sobre el cobro del Impuesto Inmobiliario. Lo hizo luego de que la Mandataria provincial declarara que “no queremos el centralismo porteño pisándonos la cabeza”, haciendo referencia a la pretensión del Gobierno de Buenos Aires de que se incrementen los fondos de coparticipación que recibe esa provincia, en detrimento de los recursos que perciben el resto de los distritos.
souto1

Souto sostuvo que “le doy la bienvenida a la gobernadora Bertone al grupo de aquéllos que pensamos que debe ser la política la que resuelva las cuestiones políticas y no la Justicia”.

“Por eso la invito a que retire la demanda judicial que presentó la AREF en diciembre del año pasado en el Superior Tribunal de Justicia, para pretender quedarse con el cobro del Impuesto inmobiliario que es potestad de las ciudades de Río Grande y Ushuaia”, remarcó.

En esa línea, dijo que “me gustaría que la gobernadora corrobore con hechos este cambio de postura y nos sentemos a dialogar para ver cómo se resuelve esta cuestión”.

En declaraciones a FM Master’s, el funcionario también recordó que “el 1 de marzo, en la apertura de las sesiones ordinarias de la Legislatura, Bertone dijo que iba a convocar a los intendentes a sentarse a una mesa”, pero sin embargo “pasaron seis meses y la convocatoria no se concretó” e incluso “hace unos días tuvimos que soportar una chicana que no es digna de una gobernadora, cuando en la asunción del nuevo director de Energía le dijo que por lo menos ilumine los pozos de la ciudad; eso no se corresponde con el diálogo institucional y con la postura que debe tener un gobernador ante los vecinos de la ciudad”.

Souto apuntó que “no solo no discutimos que hay pozos sino que estamos empezando un plan de obras y hoy, por ejemplo, se retomaron los trabajos en Perito Moreno para que en los próximos días, cuando esté preparado el suelo y estén dadas las condiciones climáticas, se pueda hormigonar”.

Agregó que “también se deben retomar los trabajos en Gobernador Paz y además estamos licitando varias obras. Somos conscientes de que el estado de las calles es el principal reclamo de los vecinos, pero también debemos decir que no hay que olvidar que el año pasado firmamos un convenio con Nación y nos sacamos una foto con su representante, Tito Stefani, para la repavimentación de Hipólito Yrigoyen y la pavimentación del acceso a Andorra y los fondos nunca llegaron”.

Por otra parte, Souto mencionó que el intendente Walter Vuoto estuvo en Buenos Aires para “intentar destrabar créditos acordados hace unos cuantos meses con el Banco Macro” y en función de ello “se están haciendo gestiones para que el Ministerio del Interior de la Nación los apruebe de una buena vez”.

A ello sumó que el Intendente “inició conversaciones para ver si se puede conseguir alguna otra línea de crédito ya que la situación económica del Municipio es compleja por la falta de recursos adicionales a los propios y a los provenientes de coparticipación, e  incluso todavía hay una deuda muy importante del Gobierno provincial”.

“Esto imposibilita en algunos casos realizar obras, como lo demostró la semana pasada el diputado nacional Martín Pérez en el Congreso ante el jefe de Gabinete de Nación -y no fue desmentido-, que el Municipio de Ushuaia al igual que otros del país está siendo castigado con la falta de recursos”, amplió.

Souto manifestó que “desde Nación pedían la adhesión a una ley nacional que tiene que ver con la posibilidad de manejar el presupuesto municipal y atrás de eso viene la posibilidad de que sea la Nación la que determine, por ejemplo, la cantidad de empleados que debe tener el Municipio. Y esto, con un gobierno como el que tenemos en la actualidad, significa lisa y llanamente la exigencia de despidos, cosa que el Municipio no aceptará.

“Esta discusión viene desde marzo del año pasado cuando se le pidió al Intendente Vuoto en la primera reunión a la que asistió convocado por Nación, que fue un encuentro del presidente Macri con intendentes de capitales, que redujera en unos 300 trabajadores la planta municipal. El Intendente no estaba dispuesto a hacerlo y no lo hizo, y desde entonces padecemos esta situación”, concluyó el jefe de Gabinete.

 

Te puede interesar