A propuesta de Ayala, avanza la revisión del Régimen de Penalidades por infracciones de tránsito

Política 05/07/2017 Por
Los proyectos del concejal Gastón Ayala (MPF) para el incremento del valor de las multas por infracciones graves de tránsito (alcoholemia positiva; conducir sin licencia; evadir controles y obstaculizar rampas para personas con discapacidad) obtuvieron predictamen favorable en comisión, sumando además el aval del Juzgado Administrativo Municipal de Faltas. “Así como impulsamos la educación vial, las campañas informativas y las charlas en instituciones educativas, también planteamos un régimen más severo que sea ejemplificador para los conductores que no respetan las reglas y ponen en riesgo la seguridad de todos los vecinos”, expuso el edil, y advirtió que “necesitamos un cambio para tomar real dimensión sobre la responsabilidad que asumimos al conducir un vehículo y, sobre todo, el valor que le damos a la vida”.
Concejo2017Morato (2)

El concejal del Movimiento Popular Fueguino en Ushuaia, Gastón Ayala, planteó diversos ejes de trabajo ante las autoridades del Juzgado Municipal de Faltas para atender la problemática del incremento de las infracciones de tránsito, apuntando a la prevención mediante educación vial y la revisión del Régimen de Penalidades para generar multas más severas.

En comisión de Policía Municipal con la presencia del juez, Hugo Morato, Ayala defendió “la necesidad de trabajar en la concientización de los conductores, actuales y futuros, para revertir la problemática cultural tan profunda que atraviesa nuestra ciudad en torno al incumplimiento de las normas de tránsito vigentes”, para lo cual consideró que “así como impulsamos la educación vial, las campañas informativas y las charlas en instituciones educativas, también planteamos un régimen más severo que sea ejemplificador para los conductores que no respetan las reglas y ponen en riesgo la seguridad de todos los vecinos”, expuso el edil, y señaló que "todas estas medidas tienen que trascender las gestiones, para lograr un verdadero cambio cultural".

El concejal Ayala promueve una modificación a la ordenanza Nº 5200, conocida como la ordenanza ‘de alcohol cero’, para llevar los montos por alcoholemia positiva a valores entre 2000 a 6000 UFA (Unidad Fija a Aplicar, medida en base al valor del litro de nafta super); un incremento significativo teniendo en cuenta que la norma establece actualmente valores entre 500 a 5000 UFA. 

La propuesta incorpora además la inhabilitación para conducir en casos de alcoholemia superior a 0,5g/l de sangre;  por el término de 3 meses; en caso de reincidencias se aplicará la inhabilitación por el término de 6 meses en escalas sucesivas hasta el año; y superado ese límite el Juez Administrativo de Faltas estará facultado para inhabilitar definitivamente al infractor para conducir cualquier vehículo; quien para ser rehabilitado deberá obtener el Certificado de Aptitud Psicofísica que acredite capacidad para conducir y constancia de haber realizado un curso de reeducación vial.  Asimismo, para la obtención de una nueva licencia de conducir, deberá abonar una suma extra al monto establecido para la misma, equivalente a dos mil (2000) UFA. Si la falta fuera cometida por el prestador de un servicio de transporte público, la inhabilitación podrá ser definitiva desde la primera vez.

El juez administrativo de Faltas, Hugo Morato, coincidió con el edil mopofista en que “estamos ante un grave problema social, que necesita un cambio sustancial y una revisión de las normas”, y planteó “un análisis amplio y profundo, en los ámbitos pertinentes, para analizar el sistema de contravenciones, porque es evidente que lo que se está haciendo no alcanza, y muchas veces la concientización necesita un castigo ejemplificador, como podría ser la detención del conductor reincidente”, observó.

Ayala promueve además una serie de modificaciones al Régimen de Penalidades por infracciones de tránsito: para conductores que circulen sin licencia de conducir, multas entre 500 a 2000 UFA –actualmente varían entre 300 a 1500-; en tanto para quienes incurran en falta grave evadiendo un control de tránsito, multas de 2000 a 6000 UFA más la inhabilitación hasta un plazo que podría extenderse a 180 días, de acuerdo al caso; lo que supondría un incremento sustancial en los montos actuales, que van de 150 a 1000. “El incumplimiento de las normas vigentes y las pautas de conducta de parte de los conductores de vehículos en nuestra ciudad, es el principal factor de accidentes de tránsito”, indicó Ayala, y apuntó que “entre las normas que apuntan a la seguridad vial y la conducción responsable, la principal herramienta para garantizar la idoneidad de quien se encuentra al volante es la obtención de la licencia de conducir  luego del cumplimiento de una serie de instancias de instrucción y evaluación teórica y práctica. Por eso no podemos dejar pasar la conducta de quienes circulan sin la documentación”, dijo el edil.

En la revisión del Régimen de Penalidades por infracciones de tránsito, el concejal mopofista también reparó en la necesidad de “atender el caso de los vecinos con distintos tipos de discapacidad motriz, apuntando a generar mayor concientización de los conductores que no respetan la ordenanza Nº 3005 para la accesibilidad de personas con movilidad reducida”, expuso Ayala. En esa línea, el edil propuso un incremento significativo en el valor de las multas por estacionar obstruyendo las rampas para personas con discapacidad, de 800 a 1200 UFA, que actualmente van de 60 a 240 Unidades Fijas a Aplicar.

Los proyectos impulsados por el concejal del Movimiento Popular Fueguino obtuvieron predictamen favorable en comisión y serán expuestos en la instancia participativa de Debate Ciudadano, con el acompañamiento de las autoridades del Juzgado de Faltas Municipal. “Estamos trabajando para reforzar las normas que fueron pensadas para garantizar la seguridad vial de todos los vecinos que circulan por las calles de nuestra ciudad: peatones, conductores y pasajeros. Estoy convencido de que necesitamos un cambio urgente a nivel normativo y cultural, para tomar real dimensión sobre la responsabilidad que asumimos al conducir un vehículo y, sobre todo, el valor que le damos a la vida”, afirmó Ayala.

Te puede interesar