Ayala: “El Concejo es un ámbito abierto y participativo, pero no vamos a permitir que se transforme en escenario de intimidación”

Locales 30/06/2017 Por
El concejal del Movimiento Popular Fueguino en Ushuaia, Gastón Ayala, repudió los hechos de violencia entre referentes de la actividad de taxis dentro del recinto de sesiones del Concejo Deliberante, registrados este martes. “La violencia y la intolerancia no son el camino para resolver las diferencias entre vecinos; trabajadores ni representantes gremiales. Nosotros elegimos siempre el diálogo y el respeto por las distintas posturas”, advirtió el edil.
Ayalajunio
Antes del inicio de la jornada de sesión, un grupo de trabajadores nucleados en el SiPeTax; propietarios de licencias y cooperativistas se trenzaron a golpes de puño, arrojaron bengalas y ocasionaron disturbios dentro del recinto; situación que llevó a los ediles a mantener en comisión el proyecto para el nuevo marco regulatorio del servicio de tax
 
Aunque el asunto no integraba el orden del día, se analizaba en conjunto la incorporación sobre tablas, lo que finalmente no ocurrió dadas las circunstancias.  Ayala lamentó que “el enfrentamiento no dio lugar al debate,  además de haber puesto en riesgo la integridad física de los trabajadores del Concejo, público en general y vecinos que aguardaban el tratamiento de otros asuntos”, y sentenció: “Esto no puede volver a ocurrir”.
 
El concejal mopofista observó que “esta Institución legislativa es el primer espacio de contención y atención a los planteos de los vecinos y sectores que integran la comunidad; ese espíritu nunca va a cambiar”, y agregó que “la presencia de los  distintos referentes de la actividad de taxis en la sesión y en reuniones de comisión, exponiendo su postura, es la muestra de que el Concejo es un ámbito abierto, democrático y participativo; pero no estamos dispuestos a permitir que se transforme en escenario para enfrentamientos entre intolerantes”, arremetió.
Este jueves, en comisión de Policía Municipal, los concejales volvieron a analizar lo ocurrido y coincidieron en el rechazo a las manifestaciones de violencia. “Vamos a seguir trabajando de cara a la comunidad; como siempre lo hemos hecho. Esto nos sirve para revisar las condiciones y reforzar el respeto hacia la Institución que alberga los temas de principal interés para la ciudad.  Esta es la casa de todos, y ningún grupo o sector va a debilitar o presionar nuestras convicciones usando la intimidación”, aseveró Ayala. 

Te puede interesar