“Queremos fortalecer las áreas de seguridad vial para salvar vidas, no para recaudar” aseguró la Gobernadora

La gobernadora Rosana Bertone encabezó el acto de entrega de equipamiento y vehículos al personal de la Dirección Provincial de Seguridad Vial, por parte de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, consistente en 39 camperas, 10 bastones lumínicos, 30 balizas reflectantes, una camioneta Chevrolet Meriva y una Ford Ranger.
20170508160655-img-9420

Del acto participaron el director ejecutivo de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, Carlos Pérez; y el secretario de Seguridad de la Provincia, Ezequiel Murray.
 
La Mandataria agradeció el aporte realizado por la entidad nacional, en cabeza de Pérez, y anotó que “cuando asumimos la gestión nos encontramos con un área de Transporte realmente abandonada y en situación desesperante, tanto en Ushuaia como en Río Grande”.
 
Bertone observó que en el entendimiento de que se tratan de “áreas operativas que le hacen tanto bien a la Provincia y, por ende, a la gente, porque las tareas están orientadas a salvar vidas; decidimos tener una política concreta” para fortalecerlas “con capacitaciones y formaciones, y ahora recibiendo estos móviles que para nosotros son importantes ya que es difícil adquirirlos con recursos propios”.
 
Aclaró que la idea de su gestión no es fortalecer las áreas de control vial “para recaudar más” sino “para ayudar a salvar vidas”.
 
“Queremos especialmente trabajar estas áreas en conjunto y seguir fortaleciendo nuestra vinculación vial con el país vecino, y con las demás provincias vecinas en el marco del Consejo, para que pueda mejorarse la conectividad”, expresó Bertone.
 
Tras agradecer a la Mandataria fueguina “por el buen recibimiento que nos hacen cada vez que venimos a la Provincial”, el director ejecutivo de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, Carlos Pérez, observó que para la institución que representa “es un motivo de enorme satisfacción” hacer entrega de los elementos.
 
El funcionario nacional señaló que “desde la Agencia tenemos una misión que tiene que ver con tratar de reducir los incidentes de tránsito que se producen en el País”, tarea que reconoció como “muy difícil, porque si bien el Estado trata de hacer todo lo que debe para lograr el objetivo, tenemos un factor que no manejamos y que tiene que ver con la responsabilidad que los ciudadanos tienen en la conducción de un vehículo”.
 
En cuanto a los elementos donados anotó que “teníamos móviles excedentes y no podíamos darnos el lujo cuando la Provincia estaba necesitándolos” y subrayó que la idea es “sumar el compromiso del control, fiscalización y prevención” en materia vial.
 
Si bien admitió que “éstas son cuestiones materiales que ayudan mucho al trabajo de todos los días a hacer la tarea más sencilla”, Pérez subrayó que “lo importante a rescatar es el compromiso que tienen (en Tierra del Fuego) con la seguridad vial”.

Te puede interesar