¿Pombo será la punta de lanza para avanzar sobre otros funcionarios?

La renuncia del ex secretario de Obras Públicas Mariano Pombo del gabinete de Rosana Bertone evidencia dos vicisitudes: la fragilidad de las alianzas que concretó la mandataria para llegar al poder y la presión que puede ejercer, posiblemente, el Partido Justicialista (PJ) para ocupar los espacios que en el gabinete ocupan extrapartidarios. ¿Pombo será la punta de lanza para avanzar sobre otros funcionarios? ¿Luís Castelli en el InFueTur, Leonardo Gorbacz o José Labroca, verán peligrar sus lugares con vistas a las elecciones legislativas de 2017? Interrogantes que desata la salida de un funcionario emblemático de la Intendencia de Jorge Garramuño y que fue, también, símbolo de la transversalidad que mostraba Bertone como fortaleza cuando no lo era.
DSC_0201.NEF

Si bien lo informado en gacetilla oficial del Gobierno de la Provincia no desliza los motivos por los cuales presentó la renuncia Pombo, existen versiones que indican que preexistía un desacuerdo en torno al personal de gabinete que debía cumplir funciones en el área de Obras Públicas. Dicho personal, aparentemente, no estaba capacitado para ejercer dichas tareas, según el funcionario saliente. Sin embargo, podemos inferir a las claras, de acuerdo a la gacetilla oficial, que el nuevo titular de Obras Públicas, Martín Gessaga, al pertenecer orgánicamente al PJ, asegura poder fortalecer el frente interno, sobre todo a nivel partidario, en un contexto en el que las fricciones entre los peronistas de la provincia y los que tienen el Ejecutivo Comunal en Ushuaia han tenido demasiadas repercusiones.

Te puede interesar